100 preguntas sexuales y atrevidas para mi novia

Las dudas no se generan solo en el salón de clases cuando no entendemos un tema, sino también cuando estamos conociendo a una persona, sobre todo el cómo le gustan ciertas cosas, y una de ellas es lo sexual.

Algunas personas son muy reservadas con su sexualidad, sobre todo las mujeres, por una cuestión cultural que poco a poco está desapareciendo ante la libertad de expresión y pensamiento femenino. Sin embargo, los hombres son ocasiones reservados también.

Y una de las cosas que más queremos saber de nuestra pareja es como le gusta tener sexo. Es un hecho que uno de los pilares para una relación es el área sexual, y se puede tener todo lo demás, pero sin buenos encuentros sexuales que puedan satisfacer las necesidades de ambas partes, tarde o temprano es una relación que fracasará.

Es por eso que para conocer bien la parte sexual de tu pareja es necesario que tú conozcas las respuestas a determinadas preguntas, bien tengan que ver con el rol durante el acto, las situaciones, todo es válido, pues podrás usar esos datos para satisfacerla aún más.

Las preguntas aquí no solo son serias, así que puedes hacerlas a tu pareja en modo de chiste, o bien a un amigo o amiga con la cual quieras este tipo de encuentros.

Índice de contenidos

Cómo hacerle las preguntas sexuales a mi pareja

Para empezar a usar estas preguntas puedes proponerle a tu pareja que no solo las responderá ella, sino que tú también.

Esto es importante, ya que además de darle un poco más de confianza podrás hacer que ella te conozca mejor a ti, lo cual cuenta como una buena comunicación.

Hazle entender que es capaz de responder las preguntas sin ningún tipo de tapujo, o bien pena. Debes ser comprensivo o compresivo si tu pareja decide no responder ciertas preguntas, lo cual puede deberse a que les incomoda o no desean herirte.

Debes estar listo o lista para recibir cualquier tipo de respuesta, algunas podrán ser divertidas o provocarte algo de molestia, pero lo mejor sería que coincidieran en alguna. Tienes que entender que tal vez posea críticas o comentarios que no te ha dicho, y deberás interpretar eso como sus necesidades sexuales.

Algunas de estas preguntas también pueden ser bromas, así puedes usarlas en cualquier momento para simplemente incitar al acto.

Preguntas sexuales para mi pareja

¿Te gusta el sexo en la noche, en el día... o ahora?

Esta pregunta no es solo para parejas, sepa usarla.

¿Te gusta el sexo rápido?

Algunas personas disfrutan de los encuentros intensos y cortos.

¿Te gustaría ver una película erótica o pornográfica antes o durante el sexo?

A veces a las personas les gusta imitar lo que ven.

¿Te gustaría que lo intentaramos con los ojos vendados?

Privar el sentido de la vista le da un toque más de erotismo a todo.

¿Te gusta el foreplay intenso o tranquilo?

El precalentamiento es algo importante para muchas personas.

¿Quisieras usar juguetes durante el sexo?

Algunas personas sienten pena de decir que sí, haz sentir bien a tu pareja.

¿Dónde te gustaría que te besara primero?

Recordemos que hay varios labios.

¿Hay alguna posición que te gustaría que intentaramos?

Hay que saber experimentar nuevas posiciones, cada relación tiene una, si la consiguen, aprovéchenla al máximo.

¿Cómo describirías mi cuerpo?

Una manera de saber cómo nos ve esa otra persona.

¿Crees aguantar todo un día conmigo, encerrados?

Una pregunta que pondrá a prueba la tentación de tu compañero.

¿Alguna vez has pensado en grabarnos mientras tenemos sexo?

Grabarse mientras se tienen relaciones es muy común, precisamente porque desea hacerse.

¿Alguna vez has pensado quitarme la ropa con los dientes?

Una pregunta atrevida y que puede incluso sorprender.

¿En qué lugar público te gustaría hacerlo?

Hay algo de exhibicionismo en todos, y hacerlo en público gusta a muchas personas.

¿Te gustaría probar el sadomasoquismo?

El coito o sexo oral no es única forma de recibir placer.

¿Has fantaseado con que alguien más nos vea?

Lo creas o no, es una fantasía bastante común.

¿Te gusta que sea yo quien tenga la iniciativa, o prefieres hacer tú el primer paso?

A algunos hombres les gusta tomar la iniciativa, o que ellas la tomen. Depende de la persona.

¿Te gustaría que te jalara el pelo mientras lo hacemos?

Tanto a hombres como a mujeres les encanta que les tiren del cabello.

¿Te gustan los ruidos o el sexo silencioso?

Hay personas a las que les excite que las escuchen.

¿Prefieres estar arriba o abajo?

Pregunta sencilla y que puede hacer disfrutar más del acto.

¿Qué música podrías decir que te enciende más?

Tener sexo con música puede mejorar la experiencia.

¿Te gusta romántico o rudo por completo?

A veces somos una mezcla de ambos, pero siempre hay un preferido.

¿Qué es lo más sucio que nos imaginamos haciendo?

Prepárate porque la respuesta puede asombrarte.

¿Te gustaría hacerlo en el agua o mientras nos bañamos?

En el baño casi siempre se añade mucho erotismo a la situación.

¿Qué piensas de hacer un trío?

Pregunta importante, más de la mitad de los hombres tienen como fantasía un trío con dos mujeres, o con una mujer y otro hombre.

¿Cómo te sentirías si pillas a tu pareja dándose autoplacer?

Muchas personas podrían sentirse mal si se encuentran en dicha situación, por creerse ineficientes.

¿De qué te disfrazarías como fantasía sexual?

Muchas personas se disfrazaron de superhéroes, animales, o de colores.

Si ves accidentalmente a una persona del sexo opuesto desnuda y no lo sabe, ¿seguirías mirando?

Ojalá se digne a responder, porque muchos no se atreven.

Antes de que empezáramos a salir, ¿alguna vez fantaseaste conmigo?

Tal vez tu pareja te deseaba desde hace mucho y tú no lo sabías.

¿Cuál crees que debería ser nuestro siguiente paso para hacer que nuestra vida sexual sea más emocionante?

Es importante tener un poco de planificación para así mejorar la experiencia en la relación.

¿Qué es lo más importante para ti en la cama?

Puede variar para muchas personas, pero la respuesta será siempre importante.

¿Harías cibersexo?

El cibersexo puede llegar a ser muy estimulante y genial si se hace bien.

¿Cuál crees que es la parte más sexy de mi cuerpo?

Con esto podrás conocer un poco mejor qué es lo que le encanta de ti a tu pareja.

¿Cuál ha sido la cosa más “loca” que ha hecho por otra persona?

Recuerda que el tema es sobre el sexo, así que hay que ver que es lo más loco sexualmente que ha hecho por alguien.

¿Exploras tu cuerpo para descubrir tus zonas erógenas?

Algo muy parecido a masturbarse, pero que puede resultar en una mejor comprensión de lo que deseamos.

¿Has leído algún libro de sexualidad para mejorar tu rendimiento o comprender mejor al sexo opuesto?

A muchas personas les da miedo confesar si lo han hecho por vergüenza.

¿Has tenido alguna muy mala experiencia sexual?

Puede ser por culpa de alguien o algo que hicieron mal, por lo que puede ser una pregunta incómoda.

¿Conoces la diferencia entre infidelidad y promiscuidad?

Estos dos términos se pueden confundir y pueden ser tema de debate.

¿Qué parte de tu cuerpo te gusta menos?

Quítale esas inseguridades a tu pareja, porque no las merece.

¿A qué edad perdiste la virginidad?

Típica pregunta, y su respuesta puede llegar a sorprenderte mucho.

¿Con cuántas personas te has acostado?

No te vayas a molestar con la respuesta, porque puede que sean unas pocas personas, o que tú seas una de la larga lista.

¿Cuál es tu postura sexual favorita?

Infaltable para poder satisfacer más a la otra persona.

¿Te has acostado con el ex de algún amigo?

Esta pregunta puede conllevar polémica o subjetividad, pero recuerda no juzgar.

¿Qué te excita más en la cama?

Puede ser el foreplay, la penetración, los besos, existen muchos factores.

¿Cuándo tuviste tu primera experiencia sexual?

No es lo mismo que perder la virginidad, recuerda que hay más que el coito.

¿Has mantenido relaciones en algún lugar público?

Después pregúntale si le gustaría.

¿Prefieres dominar o ser dominado?

Un aspecto que es importante conocer.

¿Cada cuánto te masturbas?

Recuerda, si tu pareja se masturba no significa que no lo estés haciendo bien.

¿Cómo lo has practicado? Y sino, ¿te gustaría hacerlo? Puede ser una pregunta muy incómoda, pero que podrá abrir puertas a nuevas experiencias.

Si yo ahora estuviera atada, ¿qué te gustaría hacerme?
Y luego dile: ¿Y si estuvieras atado tú, qué querrías que te hiciera?

¿Sabes cómo dar placer a una chica?

Si se van conociendo haz que te explique, animalo a seducirte.

Alberto Domínguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *