20 poemas con autor

Los poemas son composiciones literarias que están conformadas por versos, estos pertenecen al género conocido como poesía. A través de la poesía se busca mostrar al lector la belleza del lenguaje, con cada palabra se puede inspirar sentimientos varios, según como lo quiera el autor.

Desde el amor hasta la melancolía, cada poema es capaz de provocar y expresar emociones diferentes. En cuanto a la extensión, los poemas también suelen variar en este aspecto. Desde largas composiciones que se pueden dividir o no en estrofas, hasta poemas que prefieren ser más concretos, aún así expresando lo que gusten.

Poemas, con su autor y su significado

Hemos recolectado 20 poemas de diferentes temáticas para que puedas inspirarte, si eso es lo que buscas. Así que, ponte cómodo, y prepárate para sentir lo que cada autor experimentó al escribir sus obras.

1. Mario Benedetti - Cuando éramos niños

Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía.

luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era un océano
la muerte solamente
una palabra

ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en los cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros.

ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.

  • A sus 44 años de edad, Mario Benedetti expresó su percepción del tiempo, y de como este pasa y trae consigo madurez. Describe con sutileza como, según las edades, la percepción de la vida va cambiando. Y la estrofa final describe cómo al ser mayores, nos hacemos conscientes del paso del tiempo.

    2. Federico García Lorca - Es verdad

¡Ay qué trabajo me cuesta
quererte como te quiero!

Por tu amor me duele el aire,
el corazón
y el sombrero.

¿Quién me compraría a mí
este cintillo que tengo
y esta tristeza de hilo
blanco, para hacer pañuelos?

¡Ay qué trabajo me cuesta
quererte como te quiero!

  • Con este poema, el autor describe el amor incondicional que siente. Es tanto el amor que siente, que dice provocarle dolor. La relación que tiene lo hace sufrir o también podría ser que se encuentra en una situación de amor no correspondido.

    3. Rubén Darío - Margarita

¿Recuerdas que querías ser una Margarita
Gautier? Fijo en mi mente tu extraño rostro está,
cuando cenamos juntos, en la primera cita,
en una noche alegre que nunca volverá.

Tus labios escarlatas de púrpura maldita
sorbían el champaña del fino baccarat;
tus dedos deshojaban la blanca margarita,
«Sí... no... sí... no...» ¡y sabías que te adoraba ya!

Después, ¡oh flor de Histeria! llorabas y reías;
tus besos y tus lágrimas tuve en mi boca yo;
tus risas, tus fragancias, tus quejas, eran mías.

Y en una tarde triste de los más dulces días,
la Muerte, la celosa, por ver si me querías,
¡como a una margarita de amor, te deshojó!

  • Rubén Darío hace memoria de la primera cita que tuvo con una mujer con quien tuvo una relación. El poeta nos da a entender lo mucho que amó a esta mujer. Y tan fácil como quitarle un pétalo a una margarita, un día la muerte se la llevó.

    4. Mario Benedetti - Síndrome

Todavía tengo casi todos mis dientes
casi todos mis cabellos y poquísimas canas
puedo hacer y deshacer el amor
trepar una escalera de dos en dos
y correr cuarenta metros detrás del ómnibus
o sea que no debería sentirme viejo
pero el grave problema es que antes
no me fijaba en estos detalles.

  • Una vez más tenemos a Benedetti y un poema que tiene como tema principal el paso del tiempo. Y aunque para la etapa en la que escribió este poema no se veía físicamente viejo, lo que le hacía sentirse de esa manera es el haberse hecho consciente de ciertos detalles.

    5. Heberto Padilla - La voz.

No es la guitarra lo que alegra
O ahuyenta el miedo en la medianoche
No es su bordón redondo y manso
como el ojo de un buey
No es la mano que roza o se aferra a las cuerdas
buscando los sonidos
sino la voz humana cuando canta
y propaga los ensueños del hombre.

  • Herberto Padilla fue un poeta cubano, y en este poema describe cómo para él la guitarra por sí sola no produce un sentimiento profundo en su interior. Ni siquiera la ejecución del instrumento es suficiente para despertar algo en él, sino más bien la voz humana que canta haciendo uso de este instrumento.

    6. Gustavo Adolfo Bécquer - Rima IV

No digáis que, agotado su tesoro,
de asuntos falta, enmudeció la lira;
podrá no haber poetas; pero siempre
habrá poesía.

Mientras las ondas de la luz al beso
palpiten encendidas,
mientras el sol las desgarradas nubes
de fuego y oro vista,
mientras el aire en su regazo lleve
perfumes y armonías,
mientras haya en el mundo primavera,
¡Habrá poesía!

Mientras la ciencia a descubrir no alcance
las fuentes de la vida,
y en el mar o en el cielo haya un abismo
que al cálculo resista,
mientras la humanidad siempre avanzando
no sepa a dó camina,
mientras haya un misterio para el hombre,
¡habrá poesía!

Mientras se sienta que se ríe el alma,
sin que los labios rían;
mientras se llore, sin que el llanto acuda
a nublar la pupila;
mientras el corazón y la cabeza
batallando prosigan,
mientras haya esperanzas y recuerdos,
¡Habrá poesía!

Mientras haya unos ojos que reflejen
los ojos que los miran,
mientras responda el labio suspirando
al labio que suspira,
mientras sentirse puedan en un beso
dos almas confundidas,
mientras exista una mujer hermosa,
¡Habrá poesía!

  • Este es un poema hermoso de un gran autor. El poema habla de la poesía en sí, refleja que no importa que situación sea o deje de ser, la poesía siempre será eterna. Este poema se encuentra lleno de alusiones a la naturaleza que rodea al hombre, y a su papel en el mundo.

    7. Federico García Lorca - Despedida

Si muero,
dejad el balcón abierto.

El niño come naranjas.
(Desde mi balcón lo veo).

El segador siega el trigo.
(Desde mi balcón lo siento).

¡Si muero,
dejad el balcón abierto!

  • Con este breve poema, el autor deja conocer el deseo que tiene para cuando llegue el momento de su muerte. Dice querer ver el naranjo que se observa desde su balcón, y la siega del campo de trigo. Estas son imágenes que le dan felicidad, y por lo tanto es lo último que desea observar.

    8. Juan Ramón Jiménez - Otoño

Esparce octubre, al blando movimiento
del sur, las hojas áureas y las rojas,
y, en la caída clara de sus hojas,
se lleva al infinito el pensamiento.

Qué noble paz en este alejamiento
de todo; oh prado bello que deshojas
tus flores; oh agua fría ya, que mojas
con tu cristal estremecido el viento!

¡Encantamiento de oro! Cárcel pura,
en que el cuerpo, hecho alma, se enternece,
echado en el verdor de una colina!

En una decadencia de hermosura,
la vida se desnuda, y resplandece
la excelsitud de su verdad divina.

  • Juan Ramón Jimenez nos muestra con este poema cómo percibe la llegada del otoño. Expresa que, a pesar de que con el otoño se desprenden las hojas de los árboles y el ambiente se torna frío, la hermosura de la naturaleza solo se hace aún más magnífica.

    9. Pablo Neruda - Me gusta cuando callas

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

  • Pablo Neruda es considerado uno de los mejores poetas del siglo XX. En este poema expresa que el amor es contradictorio. Como la feliz imposibilidad de poseer a quien se ama, y aceptando que el silencio y la ausencia son parte de este.

    10. Alejandra Pizarnik - Solamente

ya comprendo la verdad
estalla en mis deseos
y en mis desdichas
en mis desencuentros
en mis desequilibrios
en mis delirios

ya comprendo la verdad
ahora
a buscar la vida

  • Con este poema, la autora manifiesta haber conocido la verdad sobre algo que no sabía, y esto ha producido un cambio en su realidad. Ahora, sabiendo la verdad, decide vivir la vida como quiere y siente.

    11. Julio Cortázar - Una idea

Una idea incandescente se me vino esta mañana
una antorcha que flameaba en lo alto de mi mente
pero sola y sin refuerzos tal vez pierda la batalla
ya librada de hace tiempo por tu brillo y un cobarde

un cobarde que vacila entre el olvido y tras la nada
que vacila tras tus pasos y tu melódica mirada
que se pierde encandilado tras el grito de tus ojos
que se aturde enceguecido tras el brillo de tu nombre

que se esconde tras las letras de algún otro nombre
y aún así no se atreve a gritar de quien se esconde
que hace frente tan valiente a enredadas tempestades
y se escapa como un niño al descubrirse a tu lado

que amanece al medio día y se duerme al despedirte
que susurra tan potente y que grita tan despacio
que camina tan de prisa y con los ojos bien cerrados
sin valor por la cornisa que conduce a tu palacio

Una idea de coraje se me vino esta mañana
de sentarnos frente a frente y quitarme el camuflaje
de soplar mis emociones y transformarlas en palabras
en palabras que te expliquen cómo cae el agua helada

Una idea tan sublime como tantas que me diste
tan tardía y predecible como tantas he tenido
pero sola y sin refuerzos de valor y otros aliados
ha perdido la batalla
ya es de noche
ya te fuiste.

  • El sentimiento de pequeñez que se experimenta ante emociones profundas y amplias como el enamoramiento, la valentía y la confianza en sí mismo es el tema que trata este poema. El gran amor que siente el poeta por su amada lo hace empequeñecerse.

    12. Alfonsina Storni - Paz

Vamos hacia los árboles... el sueño
Se hará en nosotros por virtud celeste.
Vamos hacia los árboles; la noche
Nos será blanda, la tristeza leve.

Vamos hacia los árboles, el alma
Adormecida de perfume agreste.
Pero calla, no hables, sé piadoso;
No despiertes los pájaros que duermen.

  • Con la imagen de un bosque, el poeta simboliza la paz. Un lugar donde la tristeza es aplacada, produciendo una sensación de confort. El bosque está en paz, pero se debe ser cuidadoso, ya que es muy frágil, y la paz puede ser quebrada.

    13. Gustavo Adolfo Bécquer - Amor eterno

Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la tierra
Como un débil cristal.
¡Todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor.

  • “Amor eterno” es un poema que describe el amor del poeta, un amor sin fin. El explica en el breve escrito que podría pasar cualquier cosa, como nublarse el sol por completo o secarse el mar, pero su amor no sería afectado.

    14. Nezahualcoyotl - Recuerdo que dejo

¿Con qué he de irme?
¿Nada dejaré en pos de mí sobre la tierra?
¿Cómo ha de actuar mi corazón?
¿Acaso en vano venimos a vivir,
a brotar sobre la tierra?
Dejemos al menos flores
Dejemos al menos cantos

  • Una de las preguntas que más nos hacemos es “¿qué pasará después de morir?”. El poeta no quiere que su vida haya sido en vano, no quiere irse sin haber dejado algo de valor para los demás. Y si se ha dejado algún legado, debe ser algo hermoso.

    15. Luis de Góngora - A los celos

¡Oh niebla del estado más sereno,
Furia infernal, serpiente mal nacida!
¡Oh ponzoñosa víbora escondida
De verde prado en oloroso seno!

¡Oh entre el néctar de Amor mortal veneno,
Que en vaso de cristal quitas la vida!
¡Oh espada sobre mí de un pelo asida,
De la amorosa espuela duro freno!

¡Oh celo, del favor verdugo eterno!,
Vuélvete al lugar triste donde estabas,
O al reino (si allá cabes) del espanto;

Mas no cabrás allá, que pues ha tanto
Que comes de ti mesmo y no te acabas,
Mayor debes de ser que el mismo infierno.

  • En este poema, Luis de Góngora, compara al sentimiento de los celos como a un lugar sombrío, lleno de negatividad y pesimismo. Pero a pesar del matiz del paisaje, menciona que hay un prado verde dentro de este, como diciendo que a pesar de ser una emoción negativa, forma parte de la naturaleza del ser humano.

    16. Jaime Sabines - Tu nombre

Trato de escribir en la oscuridad tu nombre.
Trato de escribir que te amo.
Trato de decir a oscuras todo esto.
No quiero que nadie se entere,
que nadie me mire a las tres de la mañana
paseando de un lado a otro de la estancia,
loco, lleno de ti, enamorado.
Iluminado, ciego, lleno de ti, derramándote.
Digo tu nombre con todo el silencio de la noche,
lo grita mi corazón amordazado.
Repito tu nombre, vuelvo a decirlo,
lo digo incansablemente,
y estoy seguro que habrá de amanecer.

  • El poeta manifiesta estar enamorado, pero no encuentra una manera de expresarlo dentro de la razón. Quiere esconder sus sentimientos hacia la mujer que ama, pero está completamente enamorado. E incluso, al solo mencionar su nombre, se emociona.

    17. José Emilio Pacheco - El Fuego

El Fuego, José Emilio Pacheco
En la madera que se resuelve en chispa y llamarada
luego en silencio y humo que se pierde
miraste deshacerse con sigiloso estruendo tu vida
Y te preguntas si habrá dado calor
si conoció alguna de las formas del fuego
si llegó a arder e iluminar con su llama
De otra manera todo habrá sido en vano
Humo y ceniza no serán perdonados
pues no pudieron contra la oscuridad
—tal leña que arde en una estancia desierta
o en una cueva que sólo habitan los muertos.

  • El poeta compara a la vida con el fuego, como este nace de algo tan simple y puede hacer cosas muy grandes, pero al final sucumbe a la oscuridad. Usa esta metáfora para hacernos conscientes de que nuestra vida puede dejar algo más allá que solo restos.

    18. Vicente Huidobro - Arte poética

Que el verso sea como una llave
Que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
Cuanto miren los ojos creado sea,
Y el alma del oyente quede temblando.

Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
El adjetivo, cuando no da vida, mata.

Estamos en el ciclo de los nervios.
El músculo cuelga,
Como recuerdo, en los museos;
Mas no por eso tenemos menos fuerza:
El vigor verdadero
Reside en la cabeza.

Por qué cantáis la rosa, ¡oh Poetas!
Hacedla florecer en el poema ;

Sólo para nosotros
Viven todas las cosas bajo el Sol.

El Poeta es un pequeño Dios.

  • El autor del poema hace una invitación al lector a usar la creación poética como una manera de comunicarse con las personas. Resalta la importancia de cultivar el lenguaje poético y conocer más de él.

    19. Luis Cernuda - Te quiero

Te quiero.

Te lo he dicho con el viento,
jugueteando como animalillo en la arena
o iracundo como órgano impetuoso;

Te lo he dicho con el sol,
que dora desnudos cuerpos juveniles
y sonríe en todas las cosas inocentes;

Te lo he dicho con las nubes,
frentes melancólicas que sostienen el cielo,
tristezas fugitivas;

Te lo he dicho con las plantas,
leves criaturas transparentes
que se cubren de rubor repentino;

Te lo he dicho con el agua,
vida luminosa que vela un fondo de sombra;
te lo he dicho con el miedo,
te lo he dicho con la alegría,
con el hastío, con las terribles palabras.

Pero así no me basta:
más allá de la vida,
quiero decírtelo con la muerte;
más allá del amor,
quiero decírtelo con el olvido.

  • Este es un poema de amor donde el autor le dice a su amada todo lo que siente, cuánto la quiere. Se percibe la inocencia de sus palabras, junto con la fuerza e inquietud con la que las expresa.

    20. Gustavo Adolfo Bécquer- Por una mirada, un mundo

Por una mirada, un mundo;
por una sonrisa, un cielo;
por un beso... yo no sé
qué te diera por un beso.

  • Para culminar, tenemos un breve poema de Bécquer, y como es constante en sun poemas, el tema es el amor. El poeta está tan enamorado de su amada que relata que por solo una mirada sería capaz de darle el mundo, aún muchísimo más por un beso.
Alberto Domínguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *