Las 20 Mejores Leyendas Mexicanas (cortas y populares)

México es un país con mucha cultura y leyendas muy interesantes. La mayoría fueron creadas a partir de la necesidad de darle explicaciones a lo sobrenatural. O simplemente para explicar las cuestiones de la vida cotidiana.

Estas leyendas esconden un gran conocimiento sobre los principios fundacionales de esta nación, y dan explicación a muchos fenómenos naturales y sociales.

Leyendas Mexicanas que debes conocer

Toda esta cultura resultó en varios relatos que caracterizan al pueblo mexicano, como las siguientes leyendas mexicanas.

1. La flor de Cempasúchil

La historia de Xóchitl y Huitzilin, dos jóvenes aztecas enamorados, comenzó desde su infancia, cuando ambos solían escalar los cerros y ofrecer flores a Tonatiuh, el dios del sol. Al llegar a edad, Huitzilin debió cumplir sus deberes de guerrero y abandonar su pueblo para combatir.

Desgraciadamente, el joven murió en batalla. Al enterarse de esto, Xóchitl subió a una montaña y rogó a Tonatiuh que les permitiera estar juntos. Entonces, el dios del sol lanzó un rayo sobre ella, convirtiéndola en una hermosa flor de color naranja brillante.

Huitzilin, en forma de colibrí, se acercaría a besar a Xóchitl convertida en flor. Este es el origen de la flor de cempasúchil, utilizada en la tradición prehispánica para guiar a los muertos al mundo de los vivos.

Esta es una leyenda conmovedora que da una explicación a una de las tradiciones mexicanas más populares. Cómo sabemos, la muerte y su simbología tiene gran influencia en la cultura de este pueblo. Siendo una experiencia más espiritual que trágica para las personas mexicanas.

2. La leyenda de los volcanes

En épocas del poderoso Imperio azteca, sus pueblos vecinos eran sometidos a pagar tributo. Los tlaxcaltecas, grandes enemigos de los aztecas, estaban hartos de esta situación y decidieron alzarse en armas.

Popocatépetl, uno de los grandes guerreros tlaxcaltecas, decidió pedir la mano de su amada Iztaccíhuatl, la bella hija de un gran cacique. El padre aceptó, y si él volvía victorioso de la batalla se llevaría a cabo la boda.

Durante la ausencia de Popocatépetl, un hombre celoso anunció falsamente a la dama que su amado había fallecido; tras unos días, Iztaccíhuatl murió de tristeza. Cuando el guerrero volvió victorioso fue recibido con la trágica noticia.

Para honrar su memoria, unió 10 cerros y acostó a su amada en la cima; él llevaría consigo una antorcha y la resguardará eternamente. Esta leyenda cuenta el origen de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl –la mujer dormida–, que permanecieron juntos para siempre

En esta ocasión, este relato representa el origen de una de las maravillas geográficas que tiene este país. Cómo se puede notar, las leyendas prehispánicas tienen mucha influencia en la cultura mexicana, hasta el día de hoy. Y esta es una de las muestras del pensamiento de todo el país.

3. La fundación de Tenochtitlán

Aproximadamente durante el siglo VI, los pobladores de Aztlán –hoy al norte de México– abandonaron su tierra y comenzaron una enorme peregrinación encomendada por Huitzilopochtli, su deidad principal, en búsqueda de la tierra prometida.

Para saber que estaban en el lugar indicado, Huitzilopochtli les enviaría una señal: un águila real parada sobre un gran nopal devorando una serpiente. Al ver esta visión, los aztecas comenzaron la construcción de la gran ciudad que llevaría por nombre Tenochtitlán.

Tal como Huitzilopochtli había prometido, el área era bondadosa, pues su abundante agua les brindaba ventajas económicas e incluso militares. El Imperio azteca sería poderoso y dominaría gran parte de Mesoamérica.

En la actualidad, esta visión del águila sobre el nopal se encuentra plasmada en el escudo de la bandera de México

  • Otra representación en la historia de un ícono de la idiosincrasia mexicana. Que brinda una explicación fantástica de los orígenes de este místico pueblo en las épocas prehispánicas. Esta es una leyenda que representa muy bien a este especial país.

4. La llorona

Habla de una mujer mestiza que tuvo 3 hijos con un importante caballero español fuera del matrimonio. Tras años de pedirle que hiciera sería su relación, la mujer supo que el caballero se había unido con una dama española de clase alta.

Como venganza, la mujer mestiza llevó a sus hijos al río para ahogarlos; después, ella tomó su propia vida debido a la culpa. Su alma está en pena por las calles de la ciudad durante toda la eternidad, gritando arrepentida por haber matado a sus hijos

Esta es una clásica leyenda que en algún momento cualquier persona ha escuchado. La influencia que tiene el relato todavía es vigente, y en pueblos más pequeños aún se cree con certeza que este espíritu sigue penando en México.

5. El callejón del beso

En la ciudad de Guanajuato vivía la noble doña Carmen, quien se enamoró del joven Luis. El padre de Carmen, un hombre violento, no estaba de acuerdo con este amor y le advirtió a su hija que se la llevaría a España para casarla con un hombre rico. La dama de compañía de la señora alertó a Luis de lo sucedido.

Don Luis, desesperado, compró la casa frente a la de Carmen. Un angosto callejón unía las ventanas de ambas casas; por ahí, los amantes se juntarían para idear un escape, pero el padre de Carmen los descubrió y clavó una daga en el pecho de su hija. Mientras la joven moría, Luis solo alcanzó a besar su mano desde la ventana

Una leyenda sobre una tragedia romántica, que expone el lado cultural de este país. Y que también sirve como exponente e inspiración literaria, a la hora de analizar la belleza de este relato. Por ende, es posible ver lo romántico del pensamiento mexicano luego de la colonización.

6. La mulata de Córdoba

Durante la época de la Inquisición, en el estado de Veracruz vivió una bella joven mulata. Debido a que las demás mujeres la celaban por su belleza, fue acusada de brujería, pero las autoridades cristianas no encontraron pruebas en su contra.

Poco después, el alcalde de Córdoba se enamoró de ella pero nunca fue correspondido. Enfurecido, acusó a la mujer de hacer pacto con el diablo para enamorarlo; debido a sus acusaciones previas, esta vez fue encontrada culpable y sentenciada a la hoguera.

La noche antes de su ejecución, encerrada en un calabozo, pidió al guardia un trozo de carbón; con este dibujó una gran barca. Impresionado, el guardia le dijo que lucía tan real que solo le faltaba andar; acto seguido, la mulata subió al navío y despareció

Lo curioso de las leyendas de este tipo es que suelen ser basadas en hechos que ocurrieron en la realidad. Pero que suelen adornarse con el paso de los años y transformarse en relatos misteriosos y fantásticos. Lo que no evita el impacto que tiene la leyenda como tal.

7. La calle de la quemada

Durante la época de la colonia una familia española llegó a la Nueva España. La hija del matrimonio, una joven de 20 años, inmediatamente atrajo a todos los hombres adinerados, quienes querían desposar. Pero fue un marqués italiano quien se decidió a conquistarla.

Todos los días posó bajo su balcón, retando a duelo a cualquier hombre que la quisiera. Cada mañana aparecían los cuerpos sin vida de transeúntes inocentes que se atrevían a pasar por su ventana. Acongojada por ocasionar estas muertes, la joven decidió desfigurarse la cara.

Acercó el rostro al carbón encendido, borrando así todo rastro de su belleza. Sin embargo, el marqués continuó con su propuesta, pues aseguró que la amaba por su interior.

Conmovida, la joven aceptó ser su esposa. Pasó el resto de su vida escondiendo su cara con un velo negro; la calle de su balcón fue renombrada en su honor

Otra leyenda fantástica sobre el amor. Esta contiene una pequeña reflexión basada en que el amor verdadero no se detiene a partir de las apariencias. Una leyenda que se sigue recordando hoy en día en las poblaciones de México.

8. El árbol del vampiro

Cuando la Nueva España era aún territorio de aventura para los navegantes europeos, un hombre inglés arribó al poblado de Belén en Guadalajara. Tras su llegada, el hombre fue reservado y solitario; sospechosamente, los animales comenzaron a morir y aparecían los niños sin vida, desangrados.

Una noche, armados de valor, los pobladores buscaron al responsable de los asesinatos. Un grito salió de una cabaña: el hombre inglés había mordido a un campesino. La turba lo enfrentó, le clavó una estaca y le apilaron decenas de ladrillos encima.

Cuenta la leyenda que de entre los ladrillos brotó un árbol, gracias a la madera de la estaca. Dicen los pobladores que si se le arranca una rama al árbol, ­este sangra como lo hacían las víctimas

Este es un relato sobrenatural bastante conocido en la cultura mexicana. Se puede notar que se trata de los icónicos seres del terror, que a pesar de que sus leyendas se ubican principalmente en el continente europeo, aquí obtenemos una muestra de que la creencia en estos seres en internacional.

9. Autobús fantasma

Una noche de lluvia un autobús transitaba por la carretera que va desde Toluca hasta Ixtapan de la Sal, pueblo mágico ubicado hacia el suroccidente de Ciudad de México.

Los pasajeros iban dormidos y el chofer intentaba mantener el control dada la gran cantidad de lluvia y lo mojado de la carretera. Al llegar a la altura de las curvas de Calderón, los frenos del autobús no respondieron y el auto salió volando a través de un barranco.

Todos los pasajeros murieron; los que no fallecieron como consecuencia del impacto, murieron abrasados por las llamas.

La leyenda del autobus fantasma hace referencia a este hecho, e indica que por dicha carretera suele circular un autobús de muy vieja data, lleno de pasajeros que no dicen una palabra y que están finamente vestidos

Una leyenda tenebrosa un poco más de estos tiempos actuales. Que toma una situación que es común en la realidad, y la transforma a un nivel más terrorífico y fantástico. Solamente por eso, se hace mucho más perturbadora para los lectores actuales.

10. Mano peluda

Se dice que a comienzos de los años 1900 vivía en Puebla un hombre de apellido Horta. Él era dueño de un monte pío.

Los montes píos eran una especie de fondos de dinero recolectado a través de contribuciones o descuentos realizados a personas que formaban parte de una organización, para que sirvieran como soporte dirigido al uso de las esposas y los hijos en caso de que el hombre falleciese.

Resulta que el señor Horta se caracterizaba por ser muy codicioso y de mal proceder. Era muy mal visto en el pueblo y muchas personas le deseaban cosas malas. Había un deseo común, que proclamaban todos los que pasaban cerca del establecimiento, y era que esperaban que Dios le secara la mano.

La leyenda dice que, eventualmente, esto ocurrió, dado que una vez que el señor Horta murió, su mano se ennegreció y se puso muy rígida, le creció una superficie de pelo en el dorso y los anillos que siempre usaba terminaron incorporándose a su piel

Otra leyenda que ocultan una reflexión sobre la avaricia y el exceso de poder. La cual puede ser vigente en estos tiempos. Lo que la vuelve una leyenda bastante interesante de investigar en la población mexicana.

11. Hospital fantasmal

Esta leyenda hace referencia a un viejo hospital que ya no existe y que se ubicaba en Morelia, en el estado de Michoacán.

Se dice que en ese hospital tuvieron lugar diversos episodios llenos de dolor y sufrimiento, y la leyenda indica que todas las noches pueden escucharse allí los gritos de las personas que allí perecieron o que vivieron el desarrollo de una enfermedad.

En el imaginario colectivo hay información de un caso concreto relacionado con este hospital. Se trató de una mujer que recibió allí un trasplante de riñón. Por mala fortuna, el cuerpo de la mujer rechazó el riñón, por lo que esta perdió los estribos y se lanzó por una de las ventanas del hospital

Una leyenda de terror que tiene como lugar un hospital. Por alguna razón, los hospitales tienen la fama de estar embrujados y en México no son la excepción.

12. La religiosa de la catedral

Esta historia se enmarca en un convento ubicado en Durango, en el periodo en el que tuvo lugar la intervención de Francia en territorio mexicano. Se cuenta que una monja que allí vivía se enamoró perdidamente de un militar francés.

La religiosa siempre veía al soldado francés, pero nunca se atrevió a dirigirle la palabra. En ese contexto apareció el ejército mexicano, que realizó una emboscada en la zona y en la cual apresaron al soldado francés.

Lo más dramático de la historia es que esta monja desde su ventana vio cómo el soldado francés fue fusilado. La leyenda dice que esto sentó tan mal en la religiosa que decidió terminar con su vida lanzándose desde una ventana del convento que daba hacia el patio.

Según la leyenda, en el campanario del convento hoy en día puede llegar a verse la silueta de esta religiosa

Definitivamente una leyenda trágica y de terror. Pero que resguarda parte de la cultura mexicana y que también dice mucho del pensamiento supersticioso de las personas de la época antigua.

13. El anillo de Alba

Doña Alba fue una mujer adinerada, cuya única carencia fue no tener hijos. Se dice que una noche, cuando contaba con 80 años, Alba soñó con mucha claridad sobre cómo moriría.

Luego de este sueño encomendó al cura de su parroquia que, una vez muriera, él se encargará de repartir su abundante herencia entre las personas del pueblo en el que ella vivía.

La señora murió, y mientras se llevaba a cabo el velorio y la sepultura, uno de los dos enterradores que trasladó el cuerpo se sintió muy atraído por un gran anillo que Alba llevaba puesto.

Luego de haberla enterrado, estos dos sepultureros fueron al cementerio y desenterraron a la señora Alba. Al llegar a ella se dieron cuenta de que la mano de Alba estaba cerrada y el anillo no podía ser retirado.

Sin ningún escrúpulo, los enterradores cortaron el dedo de Alba en donde estaba el anillo y se fueron. Cuando estaban próximos a salir del cementerio, ambos escucharon un grito ensordecedor

Se trata entonces de una leyenda que habla sobre la superstición que existe sobre el respeto hacia las personas que han fallecido. Y cómo esto se representa a través de este relato.

14. La maldición de Juan Manuel de Solórzano

El centro histórico de la Ciudad de México hay una calle llamada República de Uruguay. En esta calle hay una casa muy antigua, de la época del virreinato que vivió México; en dicho hogar residía don Juan Manuel de Solórzano, un hombre adinerado que se desvivía por su esposa.

Un día él se enteró de que su esposa le engañaba con otro, que era además su sobrino; esta noticia le sentó muy mal y, en medio del disgusto, don Juan decidió vender su alma al diablo.

La petición del diablo que fue don Juan saliera a la calle con un cuchillo y matara al primero con el cual se topara; según el diablo, ese hombre sería su sobrino. Don Juan, que jamás había matado a nadie, así lo hizo; sin embargo, sintió pavor al descubrir que a quien había matado no era su sobrino, sino un desconocido.

Luego de este crimen, don Juan Manuel de Solórzano decidió ahorcarse con una soga en un candelabro que tenía en su casa, pues no podía con el arrepentimiento y temía por las consecuencias sociales y legales.

La leyenda dice que es posible ver a don Juan por las calles del centro histórico de la ciudad de México, quien va en busca de su sobrino y le pide al diablo que haga honores a la promesa que le hizo años atrás

Lo que hace a esta leyenda un relato distinguido de esta población. Cómo otra muestra de la idiosincrasia de México. También un escrito muy interesante de leer e investigar.

15. El columpio del demonio

La presente leyenda se sitúa en el municipio de Tecozautla, ubicado en el estado de Hidalgo y muy cerca del estado de Querétaro.

Se dice que para llegar a la carretera principal de la zona es necesario pasar por un camino en el que, según los pobladores de Tecozautla, siempre hay ruidos extraños y estremecedores.

Existe una anécdota concreta relacionada con un evento que sucedió en esta zona. Resulta que dos jóvenes caminaron de noche por ese camino, tan temido por el público en general. Al llegar a unas colinas, vieron que entre estas había un columpio, y un hombre estaba sentado sobre este columpio, meciéndose.

Según la leyenda, este hombre tenía un aspecto particular: era muy blanco y delgado, y cada vez que se mecía gritaba de forma aterradora, aunque en su rostro estaba congelada una sonrisa.

Los jóvenes estaban por salir corriendo cuando vieron que detrás del hombre apareció una figura fantasmal de color negro, lo abrazó y ambos se encendieron en llamas. Se consumieron por completo, pues debajo del columpio nada más quedaron las cenizas.

La explicación que dan las personas del pueblo es que ese hombre había vendido su alma al diablo hace mucho tiempo, y que el diablo solo esperaba tener testigos para, finalmente, tomar también el cuerpo del hombre condenado

Que la vuelve una leyenda muy antigua de este país. Y de la cual, algunas personas todavía creen sobre el avistamiento de ese aterrador hombre. Por ende, es increíble como el miedo puede hacer crear una serie de leyendas tan increíbles.

16. El nagual

Desde la época prehispánica, varios de los dioses que han formado parte de la cultura mexicana han tenido la facultad de cambiar de la forma humana a la de algún animal. Está facultad se trasladó después a brujos, brujas y chamanes, quienes adquieren las habilidades del animal en el que se transforman y lo utilizan en favor de la comunidad.

Así pues, dice la leyenda que los nahuales se aparecen constantemente a las personas, especialmente a la media noche y tomando la forma de animales comunes.

Esta es una de las leyendas mexicanas en las que se nota la influencia del folclore prehispánico. Cabe más en la definición de la mitología autóctona de la región. Gracias a que se puede analizar la manera de interpretar las cosas de las personas de la época.

17. El callejón del diablo

Ubicado en la Ciudad de México, cuentan que en este callejón se aparece el mismísimo diablo. Un hombre escéptico decidió comprobar tal historia, con lo que se animó una noche a caminar por ahí. Se trataba de un lugar sombrío donde se encontraban algunos árboles.

Cuando no llevaba ni la mitad del camino se detuvo, ya que creyó haber visto una sombra detrás de un árbol. Enseguida continuó andando, y cuentan que la sombra se le acercó, tomando la forma de un hombre que reía intensamente. El hombre antes escéptico salió corriendo, pero comenzó a sentir que el suelo se hundía y le atrapaba con fuerza para impedir su huída.

No obstante, logró escapar y transmitir su encuentro con el diablo a quienes se encontró por el camino. En otras versiones se cuenta que la aparición fue hacia un hombre borracho y que, para evitarla, es necesario depositar diariamente joyas y ofrendas bajo el árbol donde se aparece

Lo que la vuelve una leyenda con muchas interpretaciones, pero que tiene una sola temática. Sirve también para alertar a los pueblerinos sobre que no salgan de sus casas a altas horas de la noche, así evitar apariciones tan aterradoras.

18. La isla de las muñecas

En Xochimilco, una de las delegaciones de la Ciudad de México donde se encuentra un gran lago con numerosas trajineras, se cuenta que un hombre llamado Julián Santana recolectaba muñecas abandonadas.

El hombre vivía en una de estas trajineras, y la razón por la que juntaba las figuras era para ahuyentar a los espíritus de lago. Específicamente, Don Julián ofrecía estas muñecas en símbolo de paz para ahuyentar el espíritu de una niña que murió ahogada ahí mismo.

Actualmente existe una pequeña isla con las muñecas recolectadas por Don Julián en los canales de Xochimilco, y dicen que el alma de este hombre vuelve constantemente para cuidarlas

Está, más que una leyenda, es una realidad. Porque dicho lugar existe y no tiene nada que envidiarle a su contraparte relatada. Una muestra de cómo la realidad puede superar a la ficción por muchas creces.

19. La princesa Donají

Esta leyenda cuenta que Cosijopi, el último gobernador del Istmo de Tehuantepec, en la zona sur de México, tuvo una hija a la que llamó Donají. Durante una guerra entre los mixtecos y los zapotecos, Donají fue capturada como rehén y posteriormente decapitada. A pesar de que su cuerpo fue sepultado, nunca se dio a conocer el lugar donde yacía su cabeza.

Tiempo después, un pastor que pasaba por la sierra oaxaqueña arrancó una azucena (flor silvestre también llamada lirio). Al hacer esto, encontró bajo la tierra lo que parecía ser una cabeza humana, y al rescatarla, la llevó a reunirse junto con su cuerpo en el templo de Cuilapam. Fue entonces cuando el alma de la princesa Donají pudo finalmente descansar en paz

De esta forma, es uno de ejemplos que muestran hasta qué punto la muerte tiene un rol relevante en las leyendas mexicanas. Así, la manera de percibir la defunción en este país tiene características místicas y espirituales. Cómo se puede observar en la anterior leyenda.

20. La gruta de Xalapa

En la loma de Macuiltépetl, perteneciente a la ciudad de Xalapa, hay una cueva en la que se dice que una vez al año aparecen montañas de tesoros y de riquezas, visibles solo para gente en extrema necesidad. Un día, una madre que se había gastado todo su dinero en intentar curar a su bebé sin conseguir ningún resultado positivo, vio un reflejo dorado dentro de la cueva, y al entrar en ella, divisó grandes montañas de oro.

Como llevaba a su bebé en brazos, lo dejó sobre un montón de monedas y empezó a llenarse los bolsillos de riquezas, usando los dos brazos para poder cargar más y dejarlo en las alforjas de su mula, que esperaba afuera. Pero al volver a la cueva a buscar más oro y llevarlo a las alforjas, vio que tanto el tesoro como el bebé había desaparecido

Por último, otra leyenda que hace reflexiones sobre la avaricia y sobre los antivalores que producen malos resultados. En este caso, se hace referencia a que una madre no debe descuidar a su hijo por nada del mundo.

Cómo se podrá observar, las leyendas mexicanas siempre tienen trasfondo relacionados con las épocas prehispánicas, o con eventos desafortunados que acaban con resultados terroríficos, e incluso sobre reflexiones referentes a la muerte y a la otra vida. Sin importar el tema, son demostraciones finas de la cultura del mencionado país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *