Las 10 mejores Historias Populares Latinoamericanas

La cantidad de historias populares de autores latinoamericanos que podemos encontrar es bastante amplia. Muchos de ellos contribuyeron a aumentar el número de la lista, pero no todos han llegado a ser tan destacados como otros.

Nos hemos tomado el tiempo de recoger una colección de los 10 cuentos latinoamericanos más conocidos para tu disfrute. Desde temas como el suspenso y el terror, hasta cuentos que explican el origen del arcoíris de una forma peculiar.

Historias populares latinoamericanas que debes conocer

Algunos de los cuentos que encontrarás aquí son considerados clásicos de la literatura latinoamericana, por lo probablemente ya habrás escuchado de ellos o lo habrás leído anteriormente.

Sin más dilación, vamos a conocer de qué trata cada uno de estos clásicos cuentos latinoamericanos.

1. El almohadón de plumas - Horacio Quiroga

“El almohadón de plumas” es posiblemente el cuento más conocido del escritor uruguayo Horacio Quiroga. El cuento narra la historia de una pareja de recién casados que al poco tiempo de haber empezado a vivir juntos, la esposa se enferma. El diagnóstico de la mujer es anemia, por lo que su esposo la cuida mientras ella se queda en cama acostada sobre un almohadón de plumas.

Debido a la enfermedad, la esposa alucina, y empeora hasta fallecer. Este relato de suspenso y terror llega a su fin cuando se dan cuenta de que la razón de su enfermedad y muerte se hallaba dentro del almohadón.

2. Un día de estos - Gabriel Garcia Márquez

Gabriel García Márquez fue un gran escritor de nacionalidad colombiana. En este cuento se nos presenta a un dentista que atiende a un alcalde de la ciudad donde reside. El alcalde es un personaje que ha abusado de su poder y ha maltratado al pueblo, y ahora se encuentra sufriendo por una muela infectada.

El tema principal del cuento es la rivalidad y el enfrentamiento de ambos personajes, y la breve tregua que se produce entre ambos. El dentista, al ver el dolor en los ojos del alcalde, decide extraer la muela, pero sin anestesia debido a la infección.

3. El crótalo - Gustavo Díaz Solís

El crótalo es un cuento escrito por el escritor venezolano Gustavo Díaz Solís. Todo el cuento transcurre desde la perspectiva de una serpiente que se va moviendo a través del jardín de una casa donde se encuentra una familia de 3 (madre, padre e hijo).

Más tarde en el cuento, la serpiente llega a la cuna donde se encuentra el hijo de la pareja. Lo observa e intenta atacar, pero falla. El bebé se escandaliza y la mujer llega a la habitación, donde la serpiente admira sus tobillos y para poder alimentarse quiere hincarle los colmillos cargados de veneno.

4. El adivino - Jorge Luis Borges

Este es un cuento corto de Jorge Luis Borges, un escritor argentino. Es uno de los cuentos cortos más populares que el autor ha redactado. Narra la situación en la que se encuentra una persona que quiere doctorarse como adivino, y para ello debe pasar una prueba.

El brujo examinador le pregunta al otro personaje si reprobará o, en caso contrario, aprobará el examen. respondiendo a esta pregunta capciosa, el candidato debe predecir su propio futuro, lo que hace que la situación se vuelva tensa dentro del cuento.

5. La jirafa - Juan José Arreola

“La jirafa” es un cuento del galardonado escritor mexicano Juan José Arreola. Narra la historia de cómo Dios creó a la jirafa, de cómo cada una de las partes de su cuerpo logran trabajar en contra de las adversidades de la naturaleza.

Su largo cuello le permite alcanzar alimento en lo alto de los árboles, y su corazón es tan fuerte que logra llevar sangre a cada parte de su cuerpo contra la fuerza de la gravedad. Y a pesar de sus habilidades de vez en cuando vuelve su rostro al suelo para beber agua, como lo hacen los burros.

6. El murciélago - Eduardo Galeano

Eduardo Galeano, un escritor uruguayo y autor de este cuento, fue uno de los más influyentes en la escritura latinoamericana. “El murciélago” es un cuento infantil que describe como el protagonista, el animal del título, vuela hacia los cielos para pedirle a Dios que le de plumas para cubrirse del frío. Dios concede su petición y le adorna con las mejores plumas de diferentes colores.

Al volar, dejaba una estela de colores detrás de sí, lo que se interpreta como la creación del arcoiris. Esto provocó que la vanidad del murciélago creciera y se burlara de las otras aves. Estas últimas, enojadas, le piden a Dios que les regrese las plumas por el comportamiento del murciélago. Quedando desnudo, ahora vuela rápido y por las noches solo el murciélago, para esconder su vergüenza.

7. La honda de David - Augusto Monterroso

Fue Honduras el país que vio nacer al escritor Augusto Monterroso, considerado como uno de los máximos representantes del microcuento. “La honda de David” describe como un niño tenía excelente puntería usando una honda y disparando guijarros a pájaros.

Sus padres, al darse cuenta, deciden hablar con él para que deje de hacer tal cosa, lo convencen de tal manera que el niño se limita luego a solo disparar con las piedras a los niños. Pasado el tiempo, esta acción cobra su vida. Peleó en la Segunda Guerra Mundial y se le condecoró por matar a treinta y seis hombres. Pero condenado a muerte por dejar escapar una paloma mensajera.

8. Arriad el foque - Ana María Shua

Ana María Shua es una escritora argentina, una de las escasas escritoras que cuenta con microcuentos entre sus obras. “Arriad el foque” es uno de esos microcuentos. Cuenta cómo durante una tormenta, el capitán de un barco y su segundo gritan las órdenes para poder contrarrestar los efectos del tifón.

Lo cómico está en que las palabras que usan para dar las órdenes son desconocidas por los marineros, por lo que el alboroto que se produce no es para cumplir con las órdenes, sino más bien para buscar un diccionario que les haga entender.

9. Instrucciones para llorar - Julio Cortázar

Julio Cortázar es uno de los mayores representantes de la literatura latinoamericana, no solo de Argentina, su país de nacimiento. Este cuento, “Instrucciones para llorar” explica con detalles qué es lo que ocurre mientras lloramos.

Aunque el tema sea sobre “cómo llorar”, lo hace en tono de burla. La lectura toma un camino humorístico por el simple hecho de que está dando instrucciones de cómo debemos hacer para llorar correctamente, y como saber cuando hemos dejado de llorar.

10. El dinosaurio - Augusto Monterroso

Este microcuento de Augusto Monterroso te puede provocar una de dos sensaciones. O no le encuentras interés a lo que relata o empiezas a darle vueltas y vueltas para poder entenderlo. Tenemos a alguien que o antes de dormir, o durante el sueño, o el algún otro momento se ha encontrado con un dinosaurio, y al despertar, el prehistórico animal sigue allí.

La forma en la que dan a conocer que el dinosaurio sigue allí, proporciona una sensación amenazante. Como si al personaje de la historia aún le cuesta creer que el animal ha permanecido en el mismo lugar en el que estaba previamente al sueño. Es un microcuento capaz de despertar nuestra imaginación para darle un sentido a lo que estamos leyendo.

Alberto Domínguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *