Cómo hacer el amor a un hombre: 7 consejos de expertas

¿Te sientes insegura del sexo que le das a tu pareja? O tal vez es que solo quieres saber cómo hacerlo bien cuando tengan su próximo encuentro sensual.

Aunque también es probable que estés aquí porque crees que pronto tendrás sexo por primera vez, y deseas conocer los secretos del sexo.

Bueno, antes que nada, esto no deberías tomártelo como una guía definitiva para el sexo, porque realmente no existe un protocolo o una forma exacta de hacerlo, debido a que las relaciones sexuales son cosa de cada uno, por lo que posiblemente el sexo para ese hombre no significa lo mismo para él que para ti.

¿Cómo hacer bien el amor a tu hombre? Puntos clave

En este artículo te daremos una serie de tips o consejos que puedes intentar tener en cuenta a la hora de consumar el acto sexual para hacer sentir bien al hombre con quién lo practicarás.

Al mismo tiempo, vamos a abordar el tema sin “pelos en la boca” y el pudor en las palabras quedará por fuera, para que así todos podamos entender claramente.

1. Sé activa, pero no demasiado

A muchos hombres les gusta una mujer empoderada sexualmente, les encanta que en estas situaciones seamos nosotras quienes tomemos la iniciativa de empezar el acto.

No obstante, no todos son así, algunos hombres prefieren ser ellos quienes inciten y controlen el acto sexual. Por lo que, puedes tomar la iniciativa, pero deja que él tome el mando, o viceversa.

2. Domínalo, demuéstrale quién manda

Tal vez a ti te guste que tu chico te tome del pelo, te jale, y te trate fuerte. Sí, a muchas mujeres les gusta, así como a los hombres gusta ser activos o dominantes en ciertos momentos. Sin embargo, no está mal probar invertir los papeles.

Aunque no lo creas, muchos hombres quieren ser dominados por su pareja femenina, solo que no todos lo comunican, bien sea por inseguridad o por miedo a que rechaces la idea.

Puede intentar posiciones en las que tú tengas el control, pégale, dale órdenes, jala de su cabello y ponte dura con él. Haz que eres su reina y él tu plebeyo.

3. Muestra interés en el sexo, que te gusta lo que hace

Mientras tu buscas como enloquecerlo, él solo quiere volverte loca a ti. A los hombres les hace sentir bien que gimas, que grites y le demuestres que lo que te está haciendo está bien hecho. Eso sube su ego y los hace sentir seguros consigo mismos.

¿No te gusta algo de lo que hace? Sí, tal vez haya algo en el sexo que no te gusta, te incomoda o sientes que hace mal. Entre los pilares de una relación, existe un elemento llamado comunicación, y otro llamado confianza. Si poseen ambas cosas, puedes sentarte con tu hombre y comunicarle con total confianza qué es eso que no te gusta.

Así él mejorará, o incluso te dirá si hay algo que no le gusta que tú haces. Hablando todo se resuelve.

4. Hazle un buen sexo oral

Parece mentira, pero actualmente existen muchas mujeres que sienten asco con la simple idea de tener que hacerle sexo oral a su pareja. Y tomando en cuenta lo que dices varios sexólogos, unos genitales bien aseados pueden llegar a ser más limpios que la propia boca.

A muchos hombres les gusta recibir, e incluso dar, sexo oral, y no decimos todos porque siempre existe uno por ahí que no va al caso. Juega con el pene de tu hombre, hazlo sentir especial, deja que él lleve tu ritmo y haz las cosas que te pida que veas que puedes hacer. De hecho, hay tutoriales en YouTube que te explican con juguetes sexuales cuáles son los puntos más erógenos del pene.
Si logras estimularlo bien, podrás fácilmente dejar boquiabierto a tu chico en pleno acto. ¿Ver los tutoriales es lo mismo que ver pornografía?

No, en la industria del porno es todo prácticamente una fantasía: mujeres con cuerpos de ensueño, hombres dotados de penes que solo verás allí o en muy pocas ocasiones, y es solo sexo, no te enseñan nada.

5. Juega con el entorno y lo que usas para excitarlo más

¿Qué queremos decir con esto? No hablamos de una sola cosa, sino de varias, las cuales conforman el entorno o las cosas que haces durante el sexo. Por ejemplo, la ropa. No tiene mucho sentido gastar la lencería y ropa sensual si en menos de lo que canta un gallo estará en el suelo.

No decimos que uses ropa holgada, pero sí que puedes vestirte de forma provocadora y desvestirse lentamente, haciéndolo desear que te apresures, desear, al mismo tiempo, redescubrir lo que hay bajo esas telas. Incluso, tócate frente a él, eso lo provoca y excita bastante.

¿A oscuras? No, siéntete segura de ti misma, porque él te desea, no importa como seas físicamente, si está en esa situación contigo es porque le atraes así, por lo que no apagues la luz. Los hombres desean ver tu desnudez, por eso no te cubras con sábanas.

Incluso, si tienes una luz graduable o una ventana usa eso, la iluminación de ese tipo puede incluso ser mejor que la normal.

6. Evita la monotonía, dale fuego a su relación.

¿Qué queremos decir con monotonía? Es bastante común que al principio de una relación haya un montón de deseo, y quieran ir a la cama cada quince minutos. Sin embargo, tanto parejas amorosas como sexuales, pueden desembocar en la costumbre y la monotonía.

Proponle a él cosas nuevas para hacer, o escucha cuando él quiera cambiar un elemento del acto. Incluso, improvisa durante el sexo, juega a amarrarlo en la cama con el cinturón, venda sus ojos con algo y hazle cosas, el misterio y las sorpresas son bien recibidas la gran mayoría de las veces.

Prueba hacerlo en lugares diferentes y no solo en la habitación. Hagan el amor en la sala, la cocina, encima de la lavadora encendida o entra de sorpresa en la ducha y deja que haga lo que quiera. A muchos hombres les les excita la idea de pensar que el mundo sabe que están teniendo sexo, por lo que no te contengas si quieres gritar, o si tienen ganas en un sitio público como puede ser un parque, un ascensor o en casa de tus padres.

Pregúntale cuál es su mayor fantasía, e intenta hacerla realidad. No obstante, no te decepciones si su fantasía sexual es hacer un trío con otra mujer o incluso otro hombre. Es muy normal, y no deja de ser válido.

7. Compromiso y otras cuestiones

Tener relaciones con una persona no siempre significa que haya amor de por medio, de hecho actualmente se llevan a cabo relaciones meramente sexuales, sin siquiera una amistad previa o sentimientos de amor involucrados.

Como mujer tienes todo el derecho de decidir como vivir tu vida sexual sea dentro de una relación o no. Por lo que eres completamente capaz de aceptar a un hombre un encuentro sexual, o incluso propiciar uno. Recomendamos que si harás esto sea con una persona conocida, si es posible de la que conozcas algo, por una cuestión de seguridad personal.

Esto significa que puedes tener relaciones sexuales sin ningún tipo de compromiso, por lo que un hombre no puede exigirte que lo hagas solo con él, así como tú no puedes exigirle a él que esté solo contigo, a menos claro que estén pensando en ser o sean una relación seria entre ambos.

También debes tener en cuenta que muchos hombres prefieren este tipo de encuentros casuales, puesto a que muchos sienten miedo al compromiso, y sobre todo a el depender emocionalmente de una mujer.

Alberto Domínguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *